Un apoyo natural

La columna vertebral representa el principal apoyo del cuerpo humano: no sólo es el punto de apoyo de nuestros movimientos, sino que tiene también una importante función protectora de la médula espinal, que se encuentra en el interior de un núcleo pulposo. Este núcleo se rehidrata mientras estamos estirados y descansamos, preparándonos para una nueva jornada de trabajo. Si la posición asumida durante la noche es errónea, la hidratación será incompleta y nos

expondrá a un mayor riesgo de daños espinales. Observando la columna vertebral al completo, además, se puede notar que no es perfectamente recta, sino que, al contrario, presenta cuatro curvas que se pueden ver lateralmente. La cama tiene que seguir y acompañar la columna sin dejar espacios sin apoyo, cuando la musculatura está completamente relajada. Los colchones y las zonas de descanso Zigflex están estudiados para satisfacer esta necesidad.