La búsqueda del confort ideal

Cómo elegir el confort adecuado

La colección de colchones Zigflex está diseñada para satisfacer las diversas necesidades y los distintos estilos de descanso. Cada colchón tiene un rendimiento distinto y provoca sensaciones distintas. Por lo tanto, al elegir el colchón, sería ideal tener en cuenta el confort. El confort del colchón es la primera sensación que se tiene al acostarse. El confort depende de las características de los materiales que componen el núcleo interno del colchón y del revestimiento. El revestimiento determina la primera sensación mientras el núcleo interno hace las veces de soporte y apoyo.

Apoyo
En la figura se ha esquematizado la función de apoyo (o firmeza) que se tiene que diferenciar según las zonas del cuerpo. Esta función la realiza la estructura interna.
Percepción
La recepción es la primera sensación que se tiene al acostarse. Depende del revestimiento: cuanto más acolchado sea más blanda será la recepción.

El resultado entre apoyo + percepción determina el confort.

Tipos de confort

Confort acogedor
Percepción: blanda y envolvente, gracias a los revestimientos acolchados y a la primera capa de la estructura interna en Memory, Ormagel o Air Clima. Apoyo: ergonómico, dinámico, según la conformación y los diversos materiales que componen la estructura interna, tanto en espumado como con muelles independientes (1000/2000)*, que se adaptan individualmente a cada punto del cuerpo.

 

Confort equilibrado
Percepción: menos envolvente, menor grosor o ausencia de Memory, Ormagel o Air Clima, sin dejar de ser blando en el caso de revestimientos acolchados. Apoyo: anatómico, elástico, como en el caso del box en espumado de densidad única, o sistema con muelles independientes (400/800)*.

Confort sostenido
Percepción: no es envolvente debido a los revestimientos con menor acolchado o con acolchado totalmente ausente.
Apoyo: ergonómico portante, ortopédico, debido al núcleo interno en espumado rígido, o box con muelles tradicionales.

* Número de muelles independientes que componen el núcleo del colchón individual/doble.

You&Me

El sistema You&Me permite elegir el lado más adecuado para las propias necesidades, más sostenido o más acogedor, eliminando las molestas sacudidas que provoca nuestro compañero al girarse mientras estamos durmiendo. Cuando los dos compañeros tienen pesos, alturas o preferencias de confort distintas entre ellos, poder modificar el comportamiento del colchón en ambos lados marca la diferencia.

Según las preferencias se pueden girar las dos placas individuales, que luego se cerrarán con el revestimiento convirtiéndose en inseparables.

Es siempre el lado adecuado

Los colchones Zigflex se han diseñado para garantizar la mejor experiencia de uso. No sólo para dormir bien y para vivir bien, sino también para el mantenimiento del colchón que se simplifica. Girar y voltear el colchón es una operación necesaria tanto para el buen mantenimiento en el tiempo como para utilizar un confort distinto. La estructura del colchón se estimula durante 8 horas al día y se tiene que girar para estresar puntos distintos con nuestro peso.

Si no se desea cambiar el confort es suficiente girarlo, pero si se desea cambiar el confort es posible voltearlo sin preguntarse cuál es el lado adecuado. Se recomienda efectuar la operación de girar o voltear el colchón por lo menos cada tres meses para mantener invariado su rendimiento.